12 de June del 2015

Enojo de la infanta Cristina

Cuatro páginas escritas del puño y letra por la infanta Cristina cierran el tiempo en el que fue duquesa de Palma. Cristina envió ayer a su hermano, el rey Felipe, una carta en la que, tras expresar su vinculación y afecto por Palma de Mallorca, hace renuncia expresa a la utilización del título que le concedió su padre, el rey don Juan Carlos, el 26 de septiembre de 1997 con motivo de su boda con Iñaki Urdangarin.

Doña Cristina expone a su hermano las razones por las cuales ha tomado una decisión "con disgusto e incomodidad" debido a "las acusaciones infundadas contra mi persona por parte del Sindicato Manos Limpias".

La carta está fechada en Ginebra el pasado 1 de junio aunque, según fuentes de la Zarzuela, no se recibió hasta ayer por la tarde.

La Vanguardia ha tenido acceso al manuscrito que, según fuentes del entorno de doña Cristina, fue enviado al rey a fin de que pusiera en marcha los mecanismos legales para la revocación del título.

Leé también: "Cruces entre el rey de España y su hermana tras la quita del título de duquesa" 

La Zarzuela hizo pública ayer la decisión del rey tomada, según fuentes oficiales, después de haberle solicitado en repetidas ocasiones a su hermana la renuncia voluntaria al título y que tomara una postura que desvinculara a la Corona de los procesos judiciales en los que están inmersos los hasta ahora Duques de Palma.

Al finalizar la carta, la Infanta, tras reiterar su disgusto, se despide "con afecto y cariño" de su hermano, a quien en todo momento se refiere de usted con el titulo de S.M. (Su Majestad). Doña Cristina firma la misiva con un "Cristina, Infanta de España".