26 de July del 2016

Michelle apuntala a Hillary

La primera dama estadounidense, Michelle Obama, cristalizó la paz con Hillary Clinton durante su discurso, este lunes, en la convención demócrata en Filadelfia; ofreció un discurso apasionado y emotivo en el que apeló al carácter histórico de que una mujer salga elegida para ocupar la Casa Blanca. Obama defendió sin tapujos su apoyo a Hillary Clinton, su antigua adversaria de partido.

Estas son las diez frases más destacadas en las que Michelle Obama abogó abiertamente por la presidencia de Hillary Clinton:

1. "En estas elecciones, solo confío en una persona para asumir esa responsabilidad [definir los próximos 4 u 8 años de nuestros niños], solo hay una persona capacitada para presidir Estados Unidos, y esa es nuestra amiga, Hillary Clinton”.

2. “Yo he visto que Hillary Clinton ha dedicado toda su vida a los niños de nuestra nación. No solo a su hija, a quien ha criado a la perfección".

3. “Hillary lleva décadas haciendo un trabajo implacabale y poco reconocido para lograr cambios reales en sus vidas [de los niños y jóvenes]".

4. “Ha defendido a niños discapacitados como una joven agobada, ha luchado por el cuidado de los niños como primera dama y por una sanidad infantil de calidad desde el Senado”.

5. “Cuando no logró la nominación demócrata hace 8 años, no se enfadó ni se desilusionó, no hizo las maletas y se fue a casa, porque como gran servidora pública sabe que esto es mucho más grande que sus deseos y sus decepciones”.

6. “Como secretaria de Estado, tuvo un montón de momentos en los que pudo haber decidido que este mundo era demasiado duro… que estaba harta de recibir críticas por su aspecto, por cómo habla o por sus risas, pero la presión nunca puede con ella”.

7. “Hillary Clinton jamás opta por el camino más fácil, nunca ha abandonado nada en su vida".

8. "Hillary comprende perfectamente que ser presidenta gira en torno a una cosa y solo una cosa: dejar un futuro algo mejor a nuestros niños”.

9. “Hillary Clinton es una de esas líderes con el coraje y la gracia de volver una y otra vez a quebrar los techos más altos y duros hasta atravesarlos y elevarnos a todos con ella”.

10. “Gracias a ella, mis hijas ahora dan por sentado que una mujer puede ser presidenta de Estados Unidos”.