28 de January del 2013

Rehn advierte sobre la crisis

El vicepresidente de la Comisión Europea y Comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, aseguró que no hay "margen para la complacencia" pese a las mejoras en los mercados porque en el continente "la crisis y los desafíos son muy grandes".

En un acto con motivo del cuarenta aniversario de la Confederación Europea de Sindicatos, Rehn recalcó que la crisis actual no es coyuntural, sino que tiene una vertiente de deuda tanto pública como privada, "empezando por España".

Así, señala que las medidas de estímulo y los planes de recuperación económica en los paises de la Unión Europea (UE) ayudan a amortiguar un poco los primeros golpes tras el estallido de la burbuja, pero "no han podido remediar la situación".

En este sentido, recalcó que la crisis sacó a flote no solo las "fallas políticas, sino también debilidades estructurales" en Europa. En concreto, señaló que la reglamentación financiera de la UE no ha estado a la altura del desarrollo económico, pero actualmente, de forma acertada aunque "subrepticia", se están intentando resolver esas deficiencias.