14 de November del 2017

Adiós Italia, hola Suecia

La selección sueca de fútbol hizo historia al clasificarse para el Mundial de Rusia 2018 y dejar afuera a Italia, que por tercera vez en su rica historia no participará de la máxima justa deportiva.

La "Azzurra" igualó 0-0 en Milán ante los de Janne Andersson y por el 0-1 de visitante se quedó con las manos vacías mientras que los escandinavos, sin la presencia de Zlatan Ibrahimovic, hacen su regreso a la Copa del Mundo.

La tensión podía sentirse en Milan ante la necesidad de Italia de dar vuelta el resultado del partido de ida, pero el local tuvo pocas ideas  para romper el cerrojo defensivo de Suecia  que agazapado esperaba por algún contrataque para lastimar a su poderoso rival.

La primera acción clara para convertir fue a los 15 minutos cuando un pase filtrado dejó al delantero Ciro Inmobile cara a cara con el arquero, pero el delantero remató defectuosamente y la pelota se fue afuera.

A los 16 minutos Jakob Johansson debió salir por una aparente lesión ligamentaria de rodilla tras saltar y caer con todo el peso de su cuerpo sobre su pierna izquierda.

 Italia estuvo a punto de convertir con una gran jugada colectiva que culminó en el

talia pudo haber encontrado el primero en una gran jugada colectiva que terminó en  área con un centro atrás  que Antonio Candreva definió por sobre el travesaño.

Sobre los 40 minutos nuevamente Ciro Inmobile quedó mano a mano pero el arquero Olsen alcanzó a desviar el remate con su mano izquierda y el balón fue rechazado sobre la línea por un defensor sueco.

Hubo dos polémicas muy reclamadas  por los suecos después que Matteo Darmian tocó el balón con la mano pero el árbitro español Antonio Miguel Mateu Lahoz no cobró la falta.

La segunda fue otra mano, esta vez de Andrea Barzagli y  nuevamente el árbitro dejó seguir la jugada ante el reiterado reclamo de los escandinavos.

Esta la tercera vez que Italia no participa de  un Mundial. La primera vez fue en el Mundial de 1930 en Uruguay, donde no participó por decisión propia mientras que  en 1958 tampoco consiguió su pasaje, paradójicamente, a  la Copa del Mundo que organizó Suecia.