22 de March del 2018

Aprender cómo aprender

Es reconocido por ser el creador del proyecto colaborativo más importante del mundo: Wikipedia. Es Jimmy Wales, ideologo y fundador de esa enciclopedia en línea que está editada en doscientos ochenta y ocho idiomas y que cuenta con más de cuarenta y seis millones de artículos.
Entre otros galardones, en el año 2015 recibió el Premio Princesa de Asturias de cooperación internacional por su contribución al fomento y difusión del conocimiento a la humanidad. Wales es un apasionado de la educación, especialmente de las posibilidades que el aprendizaje informal ofrece actualmente para la educación de las personas. Nombrado como la sexta persona más influyente del mundo, Wales sostiene que en parte gracias a la tecnología, el aprendizaje va más allá del colegio o la universidad, y señala la necesidad de continuar aprendiendo durante toda la vida.
Padre de tres hijas de diferentes edades, le apasiona la educación, y una de las cosas que más le interesa es cómo la afecta la tecnología. Y, en relación a esto, uno de los temas que más le llama la atención es la diferencia entre la educación formal e informal y la revolución que se vive con la posibilidad de aprender de forma informal, como nunca antes se había hecho.
Estima que la visión de Wikipedia "es que podamos imaginar un mundo en el que cada persona de este planeta disponga de acceso libre y gratuito a la totalidad del conocimiento humano. Mi familia daba mucha importancia a la educación, así que siempre ha formado parte de mi vida".
Entrevistado por Joel Dalmau para el diario El País, de Madrid, el padre de la Wikipedia contó como desde su infancia lo atraparon los libros y el conocimiento.
 
Dalmau. Cuéntame un poco sobre cómo creciste en ese ambiente educativo, porque entiendo que era algo particular.
 
Wales. Sí, fui a una escuela privada muy pequeña que abrieron mi madre y mi abuela. La mayoría de años solo había 4 niños en mi clase. Era un poco como la escuela unitaria de Abraham Lincoln. Para mí fue genial, tuve mucha libertad para leer. Leer la enciclopedia fue algo crucial en mi infancia. No tuve una educación muy usual, pero fue muy buena.
 
Dalmau. Sí que parece poco convencional, pero luego fuiste a la universidad. ¿Cómo te adaptaste a eso? ¿Cómo fue?
 
Wales. Bueno, la universidad no me fue nada bien al principio, era demasiado joven para estar allí. Me gradué en el instituto con 16 años, así que entré en la universidad siendo muy joven. Pero con el paso del tiempo me las arreglé y conseguí tener un máster en finanzas. Empecé un doctorado pero nunca lo acabé y decidí que quería probar otras cosas, me cansé del ámbito académico.
 
Dalmau. Eso es interesante, porque creo que eso le pasa a mucha gente, quizá está relacionado con el modelo educativo actual. ¿Qué piensas sobre el sistema de educación convencional?
 
Wales. Para mí lo realmente interesante es que el sistema de educación tradicional sigue siendo muy importante pero no cambia lo suficientemente rápido. Vas al colegio, te gradúas en el instituto, vas a la universidad y consigues un título, profundizas más y te sacas un máster o un doctorado. Está todo muy pautado y sigue unas mecánicas muy tradicionales, aunque se está modernizando un poco. Recuerdo algunas clases de la universidad en las que un profesor muy aburrido se ponía en pie ante todos y leía una lección mientras tú tomabas apuntes. Es una forma muy absurda de enseñar, comparado con coger a los profesores más interesantes y dinámicos y que enseñan mediante un vídeo. Incluso eso ya es anticuado. Pero el profesor que era aburrido en su clase, se podría ocupar tutorías donde podrías ir a hablar sobre algún tema que no hubieras entendido, esa educación individualizada es muy importante, no deberíamos desecharla pero tendríamos que revisar algunas otras prácticas, como la idea de tener que aprender unos datos y ejercicios determinados antes de alcanzar un puesto de trabajo en el que estarás 40 años, eso ya no existe. En vez de eso, tienes que aprender cómo aprender. Ahora es más importante que nunca que una parte de tu educación formal se destine a prepararte para seguir aprendiendo durante toda tu vida.
 
Dalmau ¿La visión de Wikipedia es que cada persona de este planeta disponga de acceso libre y gratuito a la totalidad del conocimiento humano?
 
Wales. Algo que creo que es muy interesante son los cursos gratuitos de internet. Hay mucha gente que critica los cursos de internet, pero yo creo que no tiene sentido y es injusto, porque una de las críticas es que mucha gente empieza cursos en línea pero no los acaba nunca, quizá escuchan un par de lecciones y lo dejan. El motivo por el que pienso que esta no es una crítica válida, aunque creo que puede ser interesante y nos ayuda a mejorar el curso por si fuera aburrido o algo así. Pero, por ejemplo yo descargué unas lecciones sobre la historia de Inglaterra, cuando me mudé a Londres por primera vez. Era profesor de la universidad de Oxford, enseñando de forma muy tradicional. El curso era muy interesante y muy bueno, pero no tuve acceso a los materiales del curso y eso me supuso un problema. Lo dejé sin terminar en la cuarta lección, creo que en total eran 25, no me acuerdo ahora mismo. Pero no pasa nada, escuché 4 lecciones sobre la historia de Inglaterra y de otra forma no lo habría hecho nunca. Eso tiene valor, así que la teoría de que si no acabas un curso no sirve para nada no es válida. Yo no intentaba convertirme en un experto, no quería obtener un título universitario. Soy un adulto, no necesito aprendérmelo en profundidad, tengo conocimientos generales de historia pero en ese momento sentí interés por el tema, lo probé, me gustó, pero nunca terminé el curso, ¿y qué?
 
Dalmau. Antes, has comentado las diferencias entre la educación formal e informal, ¿puedes ampliar un poco esa idea? ¿Puedes explicarnos las diferencias y tu opinión al respecto?
 
‘Aprender cómo aprender’, ahora es más importante que nunca. Hay que destinar una parte de nuestra educación formal a prepararnos para seguir aprendiendo durante toda la vida. Para mí la educación formal parte de lo tradicional. El aprendizaje informal es, prácticamente, todo lo demás. Y puede presentarse de forma muy variada. Quizá oyes en la radio que ha pasado algo horrible en Azerbaiyán y piensas: “Azerbaiyán, sé dónde está más o menos, pero no sé mucho sobre el lugar, tengo que buscarlo”. Y la gente lo hace y piensa: “Ah, Azerbaiyán, dónde está, qué hacen sus habitantes, qué problema tienen, qué ha pasado…” Y, así, por el estilo. Eso es aprendizaje informal. Puede que no tenga ningún objetivo específico, en cuanto a títulos, crecimiento profesional, ni nada así. Pero la gente que lo hace se convierte en mejores ciudadanos, ¿verdad? Entienden el mundo mucho mejor y se han preocupado por entender algo, así que la próxima vez que escuchen algo sobre Azerbaiyán entenderán el problema porque lo han investigado.
 
Dalmau. Parece que ahora tenemos más recursos que nunca para hacer eso. En internet tenemos información en abundancia, pero la información no es equiparable a la educación. ¿Qué tipo de relación hay entre la educación y la información?
 
Wales. Bueno, son muy diferentes. Hay mucha información en internet, pero a veces no está organizada, otras veces no es precisa, otras veces está muy manipulada… Una de las funciones de Wikipedia, sobre todo en los países desarrollados donde hay un exceso de información, es ayudar a darle sentido. Si busco en Google a la reina Victoria, por ejemplo, me salen, no sé cuántos, millones de enlaces, pero seguramente hay una entrada en Wikipedia con lo que quiero saber, un resumen de la vida de esta persona, su impacto en la historia y tal. Es muy importante tener herramientas para filtrar la información en internet para que tenga sentido porque tener información no es lo mismo que tener conocimiento. Necesitas ser habilidoso para juzgar la calidad de la información que recibes e integrarlo en tu amplio conocimiento.
 
Dalmau. Has mencionado que necesitamos algunas habilidades para poder hacerlo, ¿qué habilidades crees que son necesarias?
 
Wales. Algunas son muy obvias, muy básicas, volviendo hasta la educación que nos dieron en la infancia. Ser capaz de leer y entender lo que lees y tener un amplio vocabulario es importante porque vas a enfrentarte a muchos temas diferentes. Pero, también, la habilidad de reconocer las mentiras. Realizar un razonamiento lógico, ser capaz de evaluar y juzgar la información que recibes porque en internet hay mucha información errónea y tienes que ser capaz de decir: “Vale, ¿cuáles son los indicadores de que esta información es válida y cómo puedo comprobarlo con lo que ya sé para asegurarme de que aquello sobre lo que estoy leyendo coincide con los hechos?”. Si no es así me estaría llenando la cabeza de tonterías. Hay otra cosa que debería mencionar, y esa es que a veces la información es de calidad pero no es compatible con mi nivel de conocimiento, por lo que no me hace ningún bien. Uno de los errores que comete la gente es que, como sabes, ahora puedes encontrar artículos académicos de muy buena calidad, por ejemplo, de medicina, donde puedes leer sobre un estudio realizado y los resultados del mismo. Pero es difícil situarlo en contexto, quizá es un caso de estudio extraño, quizá tiene un resultado inusual que contradice 50 estudios previos. Si eres un profesional en ese ámbito dices: “Este estudio está bien diseñado, pero tiene un resultado diferente al resto, es interesante pero no creo que lo tenga en cuenta porque es muy inusual”. Por otra parte, si no conoces el tema, dirás: “Bueno, está en el Harvard Journal of Medicine, debe ser cierto”. Pero no tiene por qué, esto pasa muchas veces. Pero para responder a tu pregunta más directamente, yo creo que hemos de pensar en un sentido muy tradicional. Quieres preguntarte: “¿Es esto parcial?, ¿aportan pruebas sobre las afirmaciones que están haciendo?, ¿es un tema muy sensacionalista sin nada que lo respalde?”. Necesitamos empezar a plantear introducir desde edades tempranas el análisis crítico, enseñar algunas falacias estadísticas y cosas similares, porque es necesario. Vas a toparte con mucha información diferente a una edad muy temprana, te van a bombardear con información de fuentes mucho más diversas que en el pasado. Y debes tener la habilidad de decir: “Bien, este argumento no es válido porque lo único que hace es insultar a la otra parte. Puede que me convenza un poco pero no es un argumento válido. Y, ya sabes, hay que aprender a razonar correctamente”.
 
Dalmau. Tienes hijas.
 
Wales. Sí.
 
Dalmau. Tienen edades diferentes, por lo que su educación no está en la misma etapa. ¿Qué consejos les das sobre la manera en la que investigan y aprenden?
 
Wales. Las de 4 y 7 años no investigan demasiado.
 
Dalmau. Es verdad.
 
Wales. Es muy importante aprender herramientas para filtrar la información en internet para que tenga sentido. Tener información no es lo mismo que tener conocimiento. El consejo que les daría sería, simplemente, que fueran curiosas. Lo más importante es sentir curiosidad por el mundo que les rodea. A la mayor, le diría estas cosas de las que he estado hablado, que intente ser imparcial para poder examinar los argumentos de ambas partes de manera racional. Estoy pensando en cómo al leer un periódico o una revista prestigiosa, tienen procesos para comprobar la información, tienen editores que van a revisarla y comprobar que es plausible, se aseguran de que los periodistas realicen adecuadamente las entrevistas y documenten lo que han encontrado… No como la prensa amarilla que repite cosas sin sentido que han copiado de otro medio y cosas similares. Creo que eso es lo que necesitamos enseñar a la gente joven para que sean mínimamente competentes en internet y no sean víctimas de algo que parece real a primera vista, pero que si indagas un poco descubres que no es posible. He visto muchos ejemplos, estoy al tanto de muchas de esas historias, puedo darte un ejemplo que creo que es muy interesante porque recoge muchas de las cosas que nos confunden. Es la historia de una pareja joven que quería tener un bebé y estaban teniendo problemas para concebirlo, no podían y decidieron ir al médico, a una clínica de fertilidad. Y descubrieron, horrorizados, que eran gemelos. Les habían separado al nacer y no lo sabían. Esta es una gran historia, una tragedia humana, piensas: “Pobre gente…” La historia ocurrió en el sur profundo de Estados Unidos. Pero había ciertos aspectos de la historia que si los observabas con detenimiento decías: “Espera un momento”. No dan el nombre de las personas, aunque eso podría ser lógico, no dicen cómo se llama la clínica, el médico no tiene nombre, solo nombra la ciudad que, por cierto, era Jackson, Misisipi. Si fueras estadounidense sabrías que se sitúa en una zona a menudo considerada por el resto del país como una ligar atrasado donde, probablemente, se estén casando entre hermanos de todas maneras. Así que aprovecha ciertos prejuicios sobre el sur, como que se casan entre familiares y cosas así. Es una gran historia humana, pero no existen pruebas de que sea remotamente cierta. Mucho peor, está bastante claro que no es cierta porque es una adaptación de otra historia similar que apareció en una conocida página de noticias falsas unos meses antes pero nombrando otra ciudad y donde la clínica tenía otro nombre. Tenía todos los elementos. Si les estuviera dando clase a adolescentes de 15 años, les enseñaría ejemplos como este, les pediría que evaluaran si la historia es cierta o no, y les animaría a buscar información como, por ejemplo, en un periódico serio donde darían datos como el nombre del médico, no hay motivos para no nombrarlo. Podrían no dar el nombre de la pareja porque es una historia personal que les podría dar vergüenza, pero se habría comentado que no se nombrará a la pareja por respeto a su intimidad pero, ¿el nombre del médico? Por supuesto, ¿el de la clínica? Puedes nombrarla, no hay nada de esta historia que les vaya a avergonzar. Pero también puedes usar Google para buscar algunas de las frases clave y ver de dónde han salido. Ver si se ha desmentido en Snopes o páginas similares, ¿no? Hay muchas herramientas disponibles. Ese es el tipo de cosas que debemos aprender. Una de las herramientas más poderosas es convertirse en una persona informada, prestar atención a las noticias, pensar sobre cosas, recapacitar un poco antes de compartir algo. Es un proceso continuo, pero creo que para los jóvenes es muy importante educarse en el funcionamiento de los medios de comunicación para no creerse esas falacias.
 
Dalmau. ¿Qué papel juegan las redes sociales en la forma en la que recibimos información hoy en día?
 
Wales. Creo que a muchos de nosotros nos llega información por redes sociales, obviamente, un amigo comparte algo y nosotros lo leemos. Creo que una de las tendencias más interesantes durante los últimos años ha sido que hemos visto descender drásticamente el número de personas que dicen que creen algo porque lo ha compartido un amigo suyo. Muchas personas se han dado cuenta de que aunque un amigo comparta una noticia no significa que sea cierta. Creo que eso es algo bastante esperanzador, la gente está empezando a decir: “Bueno, en realidad debería comprobarlo. Debería comprobarlo en una fuente de información que me inspirase confianza”. Esta es una parte muy importante para intentar conocer este mundo. La colaboración es una forma muy efectiva de aprender algo de verdad y resolver un problema común
 
Dalmau. Parece que la conversación ha virado hacia el aspecto social y de la colaboración, obviamente esto en Wikipedia ha sido un aspecto clave. ¿Cómo crees que la colaboración y la educación pueden ir de la mano?
 
Wales. Creo que la colaboración es muy importante en la educación por varias razones. La primera, es que conforme vamos avanzando en el mundo, el trabajo se basa en el conocimiento y la información, y la colaboración es una habilidad muy útil. Si no tienes la capacidad de trabajar con otras personas de manera productiva, va a ser algo contraproducente, es una habilidad básica que debes tener. Pero, además, es una forma muy efectiva de aprender algo de verdad. Si se intenta aprender algo y se trabaja con otras personas que también quieren aprender lo mismo, se preguntan cosas, se retan, quizá, tengan opiniones diferentes sobre el significado de algo y profundizan en ello, trabajan y lo resuelven en común para llegar a un entendimiento mucho más profundo. Mucha de la gente que trabaja en Wikipedia aprende tanto sobre aquello que les apasiona gracias a la interacción con diferentes colaboradores como por sus fuentes y asimilan la información de formas novedosas. Es una herramienta muy poderosa para ayudarnos a entender, rebotar ideas con otras personas. Si te encerraras en un ático durante 5 años e hicieras hipótesis, escribieras y cosas similares, al salir al mundo real para presentar tu gran tesis es probable que descubrieras que, en realidad, has pasado por alto algo muy importante y fundamental que habrías notado de haber estado acompañado. Esto no quiere decir que el individuo, en términos de concentración, enfoque y entendimiento no sea importante, lo es. Pero necesitas poner a prueba tu conocimiento de tantas formas como puedas y el hacerlo con otras personas inteligentes que también están intentando entender el mundo, es una gran técnica.
 
Dalmau. Eso es una parte importante de cómo se ha construido Wikipedia, ¿podrías contarme algo acerca de ese proceso?
 
Wales. En Wikipedia hay una gran comunidad de personas. Y la comunidad trabaja conjuntamente para colaborar en la edición y ampliación de la enciclopedia. Sabes que está el artículo y después están las páginas de discusión, y aquí es donde debatimos lo que no funciona y cómo lo mejoramos. Alguno podría decir: “Me parece que este párrafo no es imparcial, no acabo de estar cómodo con esto”, e intentan mejorarlo debatiéndolo hasta que alguien lo cambia y se llega a una solución. Es un proceso continuo, un diálogo continuo, que cuando funciona bien se basa en la neutralidad, se basa en los hechos, en presentar información de una manera calmada y que incluso la gente que no está de acuerdo diga: “Vale, esta es una buena explicación”. Casi siempre funciona bien.
Es necesario introducir el análisis crítico desde edades tempranas. Cada vez nos enfrentamos a más información y de fuentes mucho más diversas que en el pasado
 
Dalmau. ¿En qué cosas debes fijarte al editar un artículo para la Wikipedia?
 
Wales. Una de las cosas más importantes es la idea de imparcialidad. Estamos tan acostumbrados a que los medios sean beligerantes o que intenten convencernos de formas polémicas que, a veces, es difícil para la gente aprender a escribir de manera más calmada y neutral, ciñéndose a los hechos. Y, en ocasiones, uno de los motivos que tiene la gente para escribir en Wikipedia es que están molestos sobre algún tema. Ese, normalmente, no es el mejor estado de ánimo con el que entrar en Wikipedia porque vas a ser parcial, te será incómodo. Otra de las cosas más fantásticas que se puede leer pensando en alfabetización mediática es nuestra política de fuentes fiables, es muy completa y llena de matices, donde se discute sobre lo que es una fuente fiable. Una de las cosas clásicas en Wikipedia es que se le haya puesto a algo la etiqueta de: “Se ha cuestionado la neutralidad de este artículo” o “La siguiente sección no nombra ninguna fuente”. Bien, enseñemos a los estudiantes el significado de esas cosas, enseñémosles qué hacer cuando se enfrentan a ello, si ven un artículo en la Wikipedia que dice: “Se ha cuestionado la neutralidad de este artículo”, que piensen que quizá el artículo no es del todo cierto. Quizá deberías ir a la página de discusión y ver sobre lo que están debatiendo. Quizá eso sea lo más interesante del artículo, quizá puedas investigar algo, hablan de un tema interesante pero que, quizás, sea algo complicado de entender. Es muy importante pensar sobre lo que significa tener una fuente. Si ves una entrada en Wikipedia, ¿cuándo deberías confiar en lo que pone y cuándo no? Esas son preguntas súper importantes porque todo el mundo lo utiliza.