19 de December del 2017

Argentina: aprueban reforma previsional y explotan disturbios

El Congreso de Argentina aprobó esta madrugada, en medio de una huelga general, disturbios y tras 17 horas de debate, una polémica reforma del sistema de pensiones impulsada por el gobierno de Mauricio Macri que provocó una oleada de gran violencia en las calles por el fuerte rechazo social, sindical y político que genera.
El proyecto, que ya recibió el visto bueno del Senado a finales de noviembre, contó con el apoyo de 128 votos, principalmente del oficialista Cambiemos, frente a 116 en contra y 2 abstenciones, y modifica la fórmula de actualización de los haberes jubilatorios, algo que el gobierno cree permitirá a los jubilados ganar más en 2018, aunque la oposición y los sindicatos insisten en que será una fuerte rebaja.
 
Discusión y enfrentamientos
 
No obstante, el proyecto llevó a los sindicatos a convocar una huelga general que culminará hoy y se aprobó tras una maratónica sesión en la que predominaron los discursos críticos hacia la reforma, con fuertes disturbios en la calle que dejaron más de un centenar de heridos, incluyendo efectivos policiales, y en torno a 60 detenidos. 
En las inmediaciones del Congreso y sobre la céntrica avenida 9 de Julio, donde se fue desplazando la protesta, hubo choques entre manifestantes y policías que se extendieron durante más de cuatro horas. Los militantes arrojaron piedras, botellas y bombas de estruendo (pirotecnia), mientras las fuerzas policiales los hacían retroceder con gases lacrimógenos y balas de goma.
Al comienzo de las protestas, los batallones policiales permanecían parapetados tras sus escudos sin avanzar sobre los manifestantes. Sin embargo, la situación se desbordó al punto de que, aunque se dispuso que al frente del operativo estuviera solamente la Policía de Buenos Aires, a cargo del gobierno local, se decidió la llegada de agentes de la Policía Federal y también de la Gendarmería, fuerza de naturaleza militar que depende del Ejecutivo nacional.
 
Reiteración
 
La de ayer, fue la segunda vez que el oficialismo trata de convertir en ley el proyecto que regula también los subsidios sociales: una escandalosa sesión tuvo que ser suspendida el jueves pasado debido a serios incidentes entre activistas y la policía militarizada en torno al parlamento.
La pensión mínima en Argentina ronda los siete mil pesos argentinos (unos 400 dólares) mensuales y el temor de la mayoría de los jubilados es que sus ingresos disminuyan debido a la reforma, en un país con mas de 20% de inflación anual desde hace una década.