14 de May del 2018

Barcelona, sin Messi, no pudo ser campeón invicto

El Barcelona, sin Lionel Messi en cancha, perdió la posibilidad de consagrarse como campeón invicto de la Liga de España al caer  5-4 ante el Levante, que ocupa el puesto 15 en la tabla. El técnico Ernesto Valverde no citó a Messi para que éste pueda descansar de cara al Mundial de Rusia, luego de haberse asegurado la Bota de Oro. El Barca, ya campeón, alineó a  varios titulares a pesar de enfrentar al Levante, con jugadores de la talla de Luis Suárez, Gerard Piqué, Andrés Iniesta y Philippe Coutinho, entre otros. Pero no alcanzó. La historia comenzó mal desde el arranque, porque a los 8 minutos llegó la apertura del marcador para el local, cuando José Luis Morales protagonizó un desborde fenomenal apilando jugadores por izquierda y lanzó el centro atrás para que Emmanuel Boateng defina abajo del arco. A los 30 minutos, el marcador se amplió gracias a que Sasa Lukic se filtró por el centro del mediocampo rival y asistió a Boateng, quien dejó en el camino a Marc-André Ter Stegen estableció el 2-0.

El descuento llegó por intermedio de una incursión en ataque de Gerard Piqué a los 38 minutos. Tras una serie de toques con Luis Suárez, Philippe Coutinho sacó un derechazo que se desvió, descolocó al arquero y se metió en el arco para el 2-1. En la primera jugada del complemento Bardhi anotó el 3-1 con un fuerte remate que se metió en un ángulo y apenas cinco minutos después Boateng definió mano a mano con Ter Stegen, anotó el tercer tanto en su cuenta personal y el 4-1 para su equipo. Todo lo que pasaba en el campo de juego parecía una película de terror para el  Barcelona que  a los 55 minutos recibió el quinto gol tras una definición mano a mano de Bardhi.

Pero el campeón  reaccionó con Coutinho que marcó dos tantos, uno de rebote y otro gracias a un desvío que llenó de ilusión al conjunto culé. Cuando restaban 20 minutos, Luis Suárez cambió un penal por gol para quedar 4-5 abajo. La esperanza de empatar y terminar invicto el torneo no se concretó y dejó en evidencia lo mucho que el equipo extrañó a Messi.