17 de November del 2017

Bronnitsy, la casa de Argentina en Rusia

Bronnitsy  será la palabra más escuchada cuando los periodistas hagan sus transmisiones televisivas en vivo, o los cronistas envíen sus notas sobre el capitán de la selección argentina de fútbol, Lionel Messi, o de otros integrantes del equipo, además de las conferencias del técnico Jorge Sampaoli durante el Mundial 2018 de Rusia.

Bronnitsy es un pequeño pueblo de 20.000 habitantes que se encuentra a 55 kilómetros al sudeste de Moscú, será el “bunker” del plantel albiceleste donde Messi y compañía buscarán estar a tono para repetir ser finalista del Mundial, aunque tratando de tener mejor suerte que en Brasil donde perdió 1-0 ante Alemania.

El Bronnitsy Training Centre es un complejo de alto rendimiento que Argentina reservó desde hace tiempo después de ser visitado por el preparador físico del plantel, Jorge Desio, y que recorrió Sampaoli aprovechando el viaje de la selección para dos partidos amistosos. En estos, Argentina venció 1-0 a Rusia y luego recibió un duro revés cuando perdió 4-2 ante Nigeria después de ir 2-0 arriba en el marcador.

El Bronnitsy Training Centre de 9800 metros cuadrados está frente al lago Belskoe, posee 12 canchas de fútbol -una de ellas de césped sintético- y el “bunker” queda a apenas 35 minutos del aeropuerto de la capital rusa y a diez del centro de la ciudad. El lugar es utilizado regularmente  por los equipos nacionales de remo, kayak, tiro con arco, tenis de mesa, triatlón, karate y esgrima, entre otros, y más de una vez la Selección rusa de fútbol  se concentró en el predio.

En lo que respecta al alojamiento, el complejo posee 50 habitaciones estándar y seis premium, restaurante, centro de salud y recreación, sala de conferencias, tres gimnasios, sala de juegos, pileta, dos jacuzzis, tres saunas y un sector de relajación.

El pueblo contó con un equipo de fútbol, el FC Fabus, que fue fundado en 1995 y disuelto en 2004. Siempre jugó en la Segunda División de Rusia y apenas llegó a ser noveno en 1999. Bronnitsy fue fundada en el año 1453 y tiene tres edificios icónicos: la catedral de cinco cúpulas del Arcángel Miguel, la Iglesia de Entrada a Jerusalén y el cuartel de caballería. Su principal industria se basa en la joyería y posee pequeñas fábricas textiles.