2 de December del 2017

Colombia en Grupo H, no viajaría más de 1.000 kms.

Por Yair Mona

(Bogotá, Colombia)

El seleccionado “Cafetero” quedó sembrado en el Grupo H, junto a Japón, su primer rival, Polonia cabeza de serie y Senegal representante de África, con la ventaja de ser el último equipo en aparecer en el Mundial y el beneficio adicional de no tener que viajar más de 1.000 kilómetros para afrontar la fase de grupos.

El partido contra Japón se realizará el 19 de junio a las 10 a.m. (hora colombiana), en el estadio Mordovia Arena de Saransk, a una distancia de 308 kilómetros de Kazán donde sería su sede, a una hora en avión y cerca de seis horas en carro.

El segundo encuentro será ante Polonia el 24 de junio en el Kazán Arena de Kazán, su sede (1:00 p.m.), que es la capital y ciudad más poblada de la República de Tartaristán, en Rusia. La ciudad se encuentra a orillas del Volga, en la confluencia del río Kazanka. Octava ciudad más poblada de Rusia con un área metropolitana de 1,57 millones de habitantes y sede del emblemático equipo Rubin Kazán, de la Primera División de Rusia, y donde la Federación de Colombia está gestionando para que sea su lugar de alojamiento.

En el último partido de la fase de grupos, se enfrentará a Senegal el 28 de junio en el Samara Arena de Samara (9:00 a.m). De Kazán hasta allí hay 364 kilómetros, a una hora aproximadamente por vía aérea y cinco horas en carro.

Kazán es una ciudad que se encuentra a orillas del Río Volga y es considerada la capital deportiva de Rusia

Sobre los rivales el técnico argentino José Néstor Pékerman, al servicio del seleccionado colombiano, destacó que es un grupo muy parejo:" Polonia vuelve a un Mundial luego de mucho tiempo. Tiene jugadores como Lewandowski (Bayern Munich) y Zielinski (Napoli). Lo mismo pasa con Japón, que ya lo conocemos: Endo (Gamba), Kagawa (Borussia Dortmund), Nagatomo (Inter), Okazaki (Leicester) y Honda (Pachuca).

Senegal es un equipo importante con jugadores en las ligas más poderosas de Europa. Niang (Torino), Koulibaly (Napoli), Kouyaté (West Ham), Mané (Liverpool). Entonces uno mira todos esos apellidos y uno se da cuenta que nos va a tocar trabajar mucho".