12 de June del 2018

Competencia deportiva entre antecedentes políticos

El Mundial de Rusia mide, en lo estrictamente futbolístico , a 32 países. Pero militarmente muchos de ellos se han enfrentado varias veces. Una rápida revisión de la historia de cada país del Mundial muestra cuándo y cuánto se han enfrentado los países que comparten grupo en el torneo que empieza este jueves. 
 
Grupo A: Rusia, Arabia Saudí, Egipto y Uruguay
 
En este grupo del Mundial de fútbol, los países que más conflictos han tenido son los que están más cerca geográficamente, Arabia Saudí y Egipto. En el siglo XIX, cuando los dos países tenían otros nombres, se enfrentaron en la guerra Wahhabi. Entre 1811 y 1818, el Eyalato de Egipto -entonces parte del Imperio Otomano- se enfrentó a Emirato de Diriyah -primer estado saudita-. Vencieron los primeros. En ese año, 1811, nacía Uruguay como nación.
 
Durante la Guerra Fría, Arabia Saudí y Egipto se enfrentaron en la Guerra Civil de Yemen del Norte. El conflicto empezó después de que fuerzas republicanas se levantaran contra la monarquía reinante en 1962. Países occidentales y Arabia Saudí apoyaban la monarquía, mientras que la Unión Soviética y Egipto, a los republicanos. Venció este último bando.
 
Más de un siglo antes, Egipto y Rusia no eran tan amigos. En 1827, tropas rusas, inglesas y francesas se enfrentaron a las otomanas de Egipto en la Batalla de Navarino, crucial en la Guerra de Independencia de Grecia. Uruguay está muy lejos de todos ellos como para haber tenido problemas de ese tipo. Los tuvo pero de origen distinto, entre la población indígena y los colonizadores, portugueses y españoles.
 
Grupo B: Portugal, España, Marruecos e Irán
 
Cuando se conoció el grupo de España en el Mundial, muchos tuiteros hicieron bromas sobre lo cerca que están dos de sus rivales, Portugal y Marruecos. Y si compartes frontera, lo normal es que haya habido muchas peleas.
 
España y Portugal estuvieron gobernadas por el mismo monarca entre 1580 y 1640. Antes y después de esa unión dinástica, hay guerras para aburrir: en la guerra civil de 1475 que acabó coronando a Isabel la Católica como reina de Castilla, Portugal apoyaba a su rival; entre 1776 y 1777, España y Portugal se enfrentaron por territorios en Sudamérica; con Napoleón de por medio, los dos países también se midieron en 1801 en la Guerra de las Naranjas.
 
España se ha enfrentado a Marruecos en más ocasiones que Portugal. Un ataque marroquí a Ceuta en 1859 desembocó en la Primera Guerra de Marruecos, o Guerra de África. La España de Isabel II venció en aquella ocasión. También se impuso España entre 1911 y 1927, durante la Segunda Guerra de Marruecos, a las tribus del Rif, en el norte de Marruecos. En 1957, tropas marroquíes intentaron tomar Sidi Ifni, una ciudad bajo control español. Este reportaje de EL PAÍS repasa aquel conflicto, del que apenas se informó en España
 
Grupo C: Francia, Australia, Perú y Dinamarca
 
Hay muy poco que decir sobre los conflictos bélicos de Australia y Perú. Los han tenido, pero especialmente con sus vecinos, entre los que no se encuentra ninguno de los países de su grupo del Mundial. Para Francia y Dinamarca es diferente: estos dos países europeos se han enfrentado varias veces. Lo hicieron en el siglo XVII en varios conflictos, entre ellos la Guerra escanesa, que midió al entonces Reino de Dinamarca y Noruega (junto a Países Bajos, Brandemburgo y Sacro Imperio Romano Germánico) contra Francia y Suecia. Pero han luchado mucho menos que otros europeos. Ni siquiera lo hicieron cuando casi todos peleaban contra Francia, en la época de Napoleón. Dinamarca y Francia eran aliados.
 
Grupo D: Argentina, Islandia, Croacia y Nigeria
 
Ni habiendo dos países europeos salen guerras entre Estados de este grupo. Pero uno de ellos, Islandia, está tan lejos de tierra continental que no sorprende.
 
Grupo E: Brasil, Suiza, Costa Rica y Serbia
 
Más de lo mismo. La casi eterna neutralidad suiza hace que no se las haya visto con Serbia. Y Brasil y Costa RIca, ni por asomo. No es muy conocida la participación de Brasil en la Primera Guerra Mundial, pero Brasil y Serbia estaban en el mismo bando, el de los aliados contra Alemania y el Imperio Austrohúngaro.
 
Grupo F: Alemania, México, Suecia y Corea del Sur
 
Alemania y Suecia están muy cerca. Están separadas por poco más de 100 kilómetros de Mar Báltico. Se han enfrentado varias veces bajo los muchos nombres de Alemania. Uno de los enfrentamientos más destacados fue durante la Guerra de los 30 Años, en el siglo XVII: el Sacro Imperio Romano Germánico luchó en el bando de España y Suecia en el de Francia e Inglaterra.
 
A miles de kilómetros, México declaró la guerra a la Alemania de Hitler en 1942, después de que submarinos alemanes hundieran un buque mexicano. Las tropas mexicanas, dos años después, no combatieron en Europa, sino que apoyaron a las estadounidenses en las islas Filipinas contra Japón.
 
Grupo G: Bélgica, Panamá, Túnez e Inglaterra
 
Lo que hoy es Bélgica ha estado bajo dominio de varios países europeos hasta 1830, cuando declara su independencia de Países Bajos. Desde entonces, Bélgica y Reino Unido no han cruzado armas. Eran aliados en las dos guerras mundiales. Y ninguno de estos países ha tenido enfrentamientos militares con Túnez. El país europeo al que se ha enfrentado en ocasiones esta república del norte de África es Francia, país del que fue colonia hasta 1962.
 
Grupo H: Polonia, Senegal, Colombia y Japón
 
Colombia tomó medidas contra los ciudadanos del Eje que vivían en suelo colombiano en 1943, es decir, italianos, alemanes y japoneses. Sin salir de la Segunda Guerra Mundial, Polonia y Japón fueron dos países muy importantes en el conflicto, aunque no se enfrentasen directamente. La invasión de Polonia por parte de Alemania, aliada de Japón, desencadenó la guerra.