1 de December del 2017

Cucarachas, hormigas y ratones en la Casa Blanca

La Casa Blanca está infestada por ratas, cucarachas y otras plagas de insectos, lo que parecería confirmar que la residencia presidencial de Estados Unidos puede ser llamada un "tugurio", sustantivo con el que la denominó su actual inquilino, el republicano Donal Trump, el verano (boreal) pasado al referirse al tema.

Según un documento obtenido por la cadena NBC, en los últimos dos años, ya desde la administración del demócrata antecesor de Trump, Barack Obama, fueron aprobados diversos trabajos de exterminio de cucarachas, ratones y hormigas.

La invasión se habría verificado incluso en áreas en las que se come, en la oficina del jefe de personal y hasta en la famosa Sala de Situación (Situation Room), uno de los lugares con más seguridad del planeta en donde se debaten las crisis globales y los temas de interés más sensibles.

 

Vejez y mantenimiento

 

"Es un edificio viejo y como tal tiene necesidad de mucho mantenimiento", explicó Brian Miller, ex inspector de la Administración General de Servicios, entidad que se ocupa del buen estado de los inmuebles federales.

Pero las invasiones de roedores e insectos no son precisamente un problema reciente en la Casa Blanca, la información recordó un pasaje del diario personal del ex presidente Jimmy Carter, quien la habitó entre 1977 y 1981.

"Hace cerca de tres meses que les digo que se deshagan de los ratones. Parecen aumentar y tengo la intención o de despedir a alguno o de liberarme de los ratones, o más bien quiero hacer ambas cosas", contó Carter sin perder el sentido del humor.