14 de July del 2017

Flybondi a punto de despegar

Flybondi, la primera línea aérea de bajo costo (low cost) argentina, podrá levantar vuelo tras cumplir con los requisitos que le restaban: esto es presentar el contrato de leasing de las aeronaves.

El ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, autorizó a la empresa a cubrir 43 rutas de cabotaje y 42 internacionales, durante un período de 15 años.

Aunque la mayoría de sus rutas tiene como origen al Aeropuerto de El Palomar, en el Oeste del Gran Buenos Aires, también incluye vuelos desde Córdoba, Mendoza, Rosario y Salta en cabotaje y desde esas mismas ciudades, además de Iguazú y Bariloche, al exterior.

La compañía, que prevé realizar su primer vuelo en octubre, invertirá inicialmente u$s 75 millones, de los cuales u$s 30 millones serán para construir una plataforma y una terminal propia desde El Palomar. Como aún no están listas las obras, operará mientras tanto desde el Aeroparque Jorge Newbery, que hoy tiene su capacidad al límite. A raíz de esto, los aviones en tierra estarán en el interior del país, sobre todo en Córdoba, donde Flybondi tendrá uno de sus bases.

 

Bajo costo y eficiencia

 

En la resolución, el ente destacó la decisión de Flybondi de operar desde El Palomar y su posicionamiento como la primera línea aérea de "bajo costo", en base a la eficiencia de sus operaciones, y que apuntará a generar la oferta de tarifas más baja posible dentro de la regulación vigente.

En cinco años, Flybondi pretende transportar a más de ocho millones de pasajeros anuales, con 28 aviones, 1500 empleados y facturar unos u$s 700 millones, según Julian Cook, su CEO, uno de los creadores de Flybaboo, la low cost suiza.

Hoy, la empresa cuenta con dos aviones Boeing 737-800, bajo contrato de leasing, en tanto su plan es que todas las aeronaves sean de ese modelo, lo que se podrá traducir en una reducción en los costos de capacitación y mantenimiento, además de hacerlos volar 12 horas al día (frente a 8 o 9 de una aérea tradicional), con apenas 25 minutos en el aeropuerto entre aterrizaje y despegue (contra 45); busca acordar con pilotos para que vuelen unas 75 horas al mes y ofrecerá servicios que se cobrarán en forma adicional, tales como comidas o despacho de equipaje, servicios que -se espera- aporten un 30% de su facturación.

La aerolínea pretende que se baje o elimine la banda tarifaria inferior, para ofrecer tarifas accesibles como, por ejemplo, pasajes a $ 500 por tramo entre Buenos Aires y Córdoba o a $ 800 entre la misma ciudad y Bariloche.

De las rutas de cabotaje autorizadas, 32 tendrán como origen Buenos Aires, cinco a Córdoba, tres a Mendoza, dos a Rosario y una a Salta. De las internacionales, 13 partirán de Buenos Aires a Brasil y otras 11 a otros países de la región. Otras cuatro rutas regionales se basarán en Córdoba, tres en Mendoza, cinco en Iguazú, tres en Rosario, dos en Salta y una en Bariloche.

Trasd la autorización, las autoridades argentinas aclararon que Flybondi debe tener primero el Certificado de Explotador de Servicios Aéreos e iniciar sus operaciones dentro de los 180 días siguientes a obtenerlo.

Además de Cook, Flybondi es integrada por su CFO, Mike Powell, ex CFO de la low cost europea WizzAir y Michael Cawley, inversor y miembro del directorio, ex número dos de una de las principales empresas aéreas low cost, Ryanair.