7 de May del 2018

Guerrero vuelve al ruedo tras sanción por dopaje

El delantero peruano Paolo Guerrero volvió a jugar este fin de semana en su club Flamengo de Brasil tras cumplir una sanción de seis meses de suspensión por dopaje. Flamengo, que lidera las posiciones del Brasileirao, derrotó 2-0 al Internacional de Porto Alegre en el estadio Maracaná.

Guerrero inició el encuentro en el banco de suplentes e hizo su ingreso a los 58 minutos. La alegría para el jugador peruano, que se ilusiona con jugar con su selección el Mundial de Rusia, fue evidente después de recibir una emotiva ovación al pisar de nuevo el verde césped para el encuentro por la cuarta jornada del Brasileira.

El último partido de Guerrero había sido el 19 de octubre del 2017. Posteriormente  fue suspendido por la comisión disciplinaria de la FIFA  por un dopaje que arrojó positivo de benzoilecgonina (principal metabolito de la cocaína y de la hoja de coca) en el partido que la selección peruana disputó en octubre de ese año ante Argentina en Buenos Aires por las eliminatorias sudamericanas para el Mundial de Rusia.

"Estoy muy emocionado. Un gran público, el Maracaná lleno. Después de seis meses (sin jugar) por una injusticia, llegué hoy y ojalá todo salga bien porque soy inocente, ya lo dije en la audiencia. El fútbol es mi pasión, es mi vida", dijo Guerrero.

La sanción a Guerrero por parte de la comisión de Disciplina de la FIFA fue originalmente de un año, pero luego de apelar ante la Comisión de Apelaciones de la FIFA, se redujo a seis meses.

No conforme con la reducción de la sanción, el jugador quiso acudir al Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) para solicitarle la total absolución, en una audiencia que se celebró el jueves, el mismo día que terminaban los seis meses de sanción.