23 de April del 2018

Ibrahimovic cree que no habría Mundial sin él en Rusia

En el  2016 el sueco Zlatan Ibrahimovic anunció su retiro de la selección de su país, que sin su presencia, consiguió el boleto al Mundial de Rusia 2018. Después de su gran trayectoria en el fútbol europeo el extrovertido sueco se mudó a los Estados Unidos para buscar nuevos rumbos y revolucionar la MLS.

“Un Mundial sin mí no sería un Mundial”, dijo  recientemente Ibrahimovic cuando, por su popularidad, fue invitado al difundido porgrama de Jimmy Kimmen Live.

Las declaraciones de Ibrahimovic, de 36 años, hicieron reaccionar a algunos integrantes de la selección sueca, y el que recogió el guante para contestar a sus desafiantes palabras, fue el arquero suplente del equipo Karl-Johan Johnsson y dio sus motivos.

"Es el entrenador quien decidirá, pero nos clasificamos sin Zlatan, y si él volviera, modificaría toda nuestra táctica. Como equipo, jugamos como colectivo, todos juntos, y Zlatan es individualista, como jugador y como persona. Es una forma diferente de jugar cuando tienes un jugador como Zlatan, Cristiano Ronaldo o Lionel Messi en tu equipo, está claro. Porque son jugadores de otra clase, los usas de estilo diferente. No sé si el entrenador va a querer hacer un cambio tan grande, cambiar todo el sistema en el que jugamos. Vamos a ver”, dijo el arquero sobre las declaraciones de su ex compañero.

En el programa televisivo, Kimmel, quien presentó las últimas dos entregas de los Oscars. le comentó a Imbrahimovic que no era el prototipo de sueco que todos conocen, y Zlatan no dudó: “No soy el típico chico sueco, pero he puesto a Suecia en el mapa”, contestó suelto de palabras el artillero. Sobre la difícil pronunciación de Zlatan, su primer nombre,  el personaje explicó que "en la lengua de los Balcanes significa 'oro', preferiría que me llamaran así, pero sé que la gente tiene dificultades para pronunciar Zlatan. Así que alguien empezó a decirme Ibra, y ahora la gente me llama así. Ahora es El León", expresó.

Después de abandonar el PSG de Francia tras su exitoso paso por el Manchester United, muchos creyeron que la figura del espigado futbolista iba a pasar desapercibido en Estados Unidos, pero nada de eso pasó. "En Europa el fútbol es enorme, así que a cada sitio que he ido la gente se vuelve loca y eso...  Me dijeron 'cuando vengas a Los Ángeles, no te preocupes, podrás andar por la calle..."', pero desde el primer día, pasa en todos sitios. Es mi culpa, si juegas de la forma que yo juego", señaló.

"Mi fortaleza mental está hecha a prueba de balas, así que en cualquier otra cosa que hubiese hecho, sería el que soy hoy. Elegí el fútbol y lo siento por el resto de los deportes, porque sería lo mismo", comentó el delantero.