21 de March del 2018

Iniciativa e inversión de Google para evitar las fake news

La compañía detrás del popular buscador de Internet, ​Google, lanzó una amplia iniciativa para ayudar a las empresas periodísticas a conseguir suscriptores más fácilmente y combatir las noticias falsas, entre otros objetivos, plan al que dedicará en conjunto 300 millones de dólares durante los próximos tres años.
Google News Initiative (GNI) marca un "hito importante" para la firma estadounidense, que busca fortalecer el periodismo de calidad, acercar los modelos de negocio al crecimiento sostenible y facultar a los medios con innovaciones tecnológicas, como forma de su lucha contra las "fake news".
Según anunció en su blog corporativo, de este modo Google pretende ayudar a "diversificar los canales de ingresos" de los medios con un servicio llamado "Subscribe with Google" que facilitará a los usuarios con una cuenta en la plataforma comprar su suscripción directamente con los datos personales y bancarios asociados a ella.
Entre los medios que adhirieron a esa iniciativa están Le Figaro, Financial Times, La Nación (Costa Rica), The New York Times, Reforma, The Telegraph o The Washington Post, entre otros, aunque la compañía prevé que se unan varios más a medida que se avance en el plan.
 
Potenciales clientes
 
Google desarrolla también, como parte de GNI, una herramienta llamada "Propensity to subscribe", que utiliza la inteligencia artificial para reconocer a suscriptores potenciales, y añadirá un panel en Google Analytics para ayudar a los medios en el análisis de las audiencias.
"Nuestra misión de construir un mundo más informado está inherentemente asociada al trabajo de los periodistas y los medios" destacó una fuente de Google, que apuntó a los "intereses de negocios compartidos" entre ambas partes.
En este sentido, el gigante tecnológico detalló que durante el último año pagó 12.600 millones de dólares a organizaciones periodísticas y condujo sin costo alguno 10.000 millones de clics a sus páginas web.
No obstante, Google lamentó que sus inversiones y proyectos colaborativos en la industria periodística "pueden no ser suficiente" porque -dice- se está volviendo cada vez más difícil distinguir qué es verdad y qué no lo es en Internet, mientras siguen cambiando los modelos de negocio y la tecnología evoluciona sin pausa.
Por eso, la compañía anunció que ha "entrenado" a sus sistemas para que reconozcan situaciones de "noticias de última hora" ("breaking news") y ajusten su contenido para dar relevancia a las fuentes fidedignas y no a los "malos actores" que desinforman en las redes sociales.
"También trabajamos directamente con organizaciones periodísticas para combatir la desinformación", agregó Google, que lanza el proyecto Disinfo Lab junto a la Universidad de Harvard para combatir informaciones engañosas durante "elecciones y últimas horas".
Otra herramienta que anunció la empresa es Outline, basada en el código abierto y pensada para dar un acceso seguro a Internet a los periodistas, facilitando la configuración de un servidor VPN.