4 de June del 2018

Jugadores argentinos tendrán sexo como en Mundial'86

El Mundial de 1986  en México fue el último (y segundo) título que ganó la  selección argentina de fútbol bajó un monumental  Diego Maradona y la dirección técnica de Carlos Bilardo. Para el Mundial de Rusia que  se disputará entre el 14 de junio y el 15 de julio, Lionel Messi y el resto  del plantel tendrán permitido tener sexo con su pareja estable y sin excesos.

En 1986, Bilardo autorizó los encuentros sexuales de los jugadores con sus parejas, siempre y cuando el mayor  desgaste corriera por parte de la  mujer. “No hay problema en que el  jugador tenga relaciones íntimas con su mujer (…) eso sí, ella siempre arriba para evitar el desgaste (del  jugador)”, comentó recientemente Bilardo a Objetivonoticias.com.

Alemania, que ganó el Mundial de Brasil, permitió que los jugadores estén con sus esposas en el mismo hotel, pero Joachim Löw cambió de idea y decidió prohibir esa actividad para el Mundial de Rusia.

Según estudios médicos la relación con la pareja estable no disminuye el rendimiento deportivo y por el contrario, aumenta la hormona testosterona, que juega un papel importante en el equilibrio que se produce con el entrenamiento. Sus niveles en sangre están más elevados durante la mañana, ya que la liberación se produce durante el sueño o en el entrenamiento.