18 de December del 2017

Junqueras muestra tono conciliador desde la cárcel

El líder encarcelado del principal partido soberanista de Cataluña, Oriol Junqueras, se aleja de su determinación de optar por la independencia unilateral, a pocos días de las elecciones regionales que podrían cambiar el curso de la crisis catalana hacia la negociación y calmar los nervios de los inversores y de la población. 
La deriva independentista llevó a España a su peor crisis política desde el regreso a la democracia en los años 70, y llevó a miles de compañías a cambiar su sede social desde la rica región, lo que erosiona las perspectivas económicas, no solamete de la región, sino de todo el país.
Los sondeos de opinión pronostican que los partidos secesionistas tendrán dificultades para retener el poder en las elecciones del jueves, lo que derivaría en un parlamento fragmentado a raíz del resultado más probable.
En respuesta a preguntas por escrito de Reuters que se le hicieron llegar a la cárcel, Junqueras, líder de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), que se perfila como el más votado, exhibió un tono conciliador.
En prisión preventiva y acusado de rebelión y sedición, Junqueras contestó que continuaría persiguiendo la independencia si se convierte en el próximo presidente de Cataluña, pero también “tenderá puentes y estrechará manos” con el Estado español.
“Le puedo asegurar que antes que independentistas somos demócratas y que el fin no justifica los medios”, dijo en comentarios en los que parece renunciar a la secesión unilateral anteriormente defendida por ERC.