15 de December del 2017

Crisis catalana frena crecimiento de la economía española

El Banco de España redujo sus previsiones de crecimiento para el conjunto de la economía del país en 2018 y 2019 debido, fundamentalmente, a la incertidumbre causada por el movimiento seceniosta en Cataluña que desembocó en la peor crisis institucional y política española en casi cuatro décadas de democracia. 

“El crecimiento del PBI (Producto Bruto Interno) se revisa ligeramente a la baja en 2018 y 2019 lo que es consecuencia del aumento de la incertidumbre asociada a la situación en Cataluña”, informó la entidad oficial, por lo que redujo en una décima sus previsiones de crecimiento para 2018 y 2019 al 2,4 y al 2,1%, respectivamente, frente a sus anteriores proyecciones.

Para este año mantuvo su previsión de un 3,1% de crecimiento, mientras que para 2020 prevé una expansión de la economía del 2,1%.
 
El Banco Central considera que el alcance de la incertidumbre política catalana será un condicionante para la evolución de la economía española en los próximos años, y lo mencionó explícitamente como uno de los riesgos al crecimiento, junto con la salida de Reino Unido de la Unión Europea (UE).
 
 
Tensión en descenso
 
 
Respecto a la situación catalana, el banco considera que el nivel de incertidumbre de los últimos meses -cuando el gobierno español activó medidas extraordinarias y convocó elecciones en Cataluña tras una declaración de independencia en la región- cederá durante la primera parte de 2018.
 
Este escenario que prevé la institución dirigida por Luis María Linde podría variar en función de los acontecimientos de esa región, que celebra elecciones el próximo jueves, 21 de diciembre.
 
”Un alivio, como el que ha comenzado a percibirse en las últimas semanas, del grado de tensionamiento podría conducir a un escenario de mayor crecimiento del producto (PBI). Por el contrario, un hipotético rebrote de las tensiones en los próximos meses podría llevar a un impacto más pronunciado sobre las decisiones de gasto de los agentes privados", explicó Linde.
 
La revisión a la baja del banco central se suma a la realizada por el propio Ejecutivo español para el próximo año a causa de la situación política en Cataluña.
 
 
Peso petrolero
 
 
El Banco de España, además, revisó al alza sus previsiones de inflación para este año y el próximo debido a que estima mayores niveles de precios del petróleo. Para este año el banco espera un crecimiento del dos ppor ciento que se moderaría al 1,5% el año que viene y al 1,4% en 2019 para volver a repuntar al 1,7% ya en 2020.
 
Como en el caso de la eurozona, las tasas de inflación siguen por debajo del objetivo del Banco Central Europeo, que en la víspera decidió mantener los estímulos monetarios el tiempo que sea necesario.

La entidad vaticina una tasa de eesempleo -uno de los mayores problemas de la economía española- de alrededor del 11% para fines de 2020, frente a las tasas actuales de alrededor del 16%.