8 de February del 2018

Ciudadanos y Podemos impulsan reforma electoral en España

Podemos y Ciudadanos, los dos partidos españoles más jóvenes del Congreso de los Diputados, se reunieron hoy para negociar una propuesta común con la que pretenden reformar antes de final de año una ley electoral que, sostienen, les perjudica.
Tras un primer acercamiento, las dos formaciones -llegadas a la cámara baja en 2016 aprovechando el descontento social con los dos partidos mayoritarios- esperan atraer al principal sector de la oposición, el PSOE, cuyo apoyo es necesario para el intento de mejorar la proporcionalidad del sistema electoral.
“Existe la posibilidad de construir una mayoría parlamentaria que sí quiera que el Congreso se parezca más a España, incluso aunque el Partido Popular no quiera”, indicó la portavoz parlamentaria de Unidos Podemos, Irene Montero, a los periodistas.
La propuesta de reforma de la Ley Orgánica de Régimen Electoral General permitiría a Ciudadanos y Podemos acortar distancias con los mayoritarios PP y PSOE al cambiar el actual sistema D‘Hont que prima la circunscripción provincial por el algo más proporcional Sainte-Laguë que se utiliza en países como Alemania y que beneficia a las fuerzas más pequeñas.
 
Oficialismo en problemas
 
El gran perjudicado -de producirse este cambio- sería el PP, cuyas perspectivas electorales a nivel nacional se han deteriorado en los últimos meses, según los sondeos, ante el avance de Ciudadanos, formación que cosechó apoyos tras la crisis catalana.
Según los cálculos de Podemos, que lidera Pablo Iglesias (foto) si el reparto de votos de las elecciones generales de 2016 se hubiera hecho con el sistema Sainte-Laguê, el PP habría obtenido 122 escaños en lugar de 137, el PSOE hubiera cedido uno de los 85 actuales, mientras que Unidos Podemos llegaría de 71 a 77 y Ciudadanos pasaría de 32 a 44.
“No debemos enfocar la reforma como lo que conviene a un partido u otro, sino como qué propuestas son más justas”, explicó esta tarde el secreatario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas.
Ciudadanos, el partido de Albert Rivera (foto) que fue la fuerza más votada en los comicios autonómicos catalanes de diciembre, llevaba la reforma de la ley electoral en su pacto de investidura con el PP, pero pretendía llevarla a cabo a través de una reforma de la Constitución más compleja.
Con esta opción de cambiar la Ley, la propuesta tendría que ser aprobada por la subcomisión de la norma electoral antes del verano y la pretensión es que llegue a la cámara baja antes de terminar este año para que se aplique en las elecciones municipales de 2019.
Dentro de su plan, Podemos plantea también reducir a 16 años la edad electoral y blindar la presencia de mujeres en las listas.