27 de October del 2020

Sánchez impulsa alzas impositivas a grandes capitales

El gobierno de coalición de España subirá los impuestos a las grandes empresas y a los más ricos para financiar el gasto social y en infraestructuras que pretende introducir en sus presupuestos de 2021, para lo que necesitará de distintos apoyos que le faciliten su aprobación parlamentaria.

“Subimos el impuesto de sociedades a grandes grupos empresariales, subimos un punto el impuesto para patrimonios de más de 10 millones de euros y tres puntos el IRPF de rentas de más de 200.000 euros (del 23% al 26%)”, anunció hoy el vicepresidente segundo y ministro de Derechos Sociales, Pablo Iglesias, en la presentación de los puntos clave del anteproyecto presupuestario.

También se limitarán al 95% las exenciones fiscales por dividendos y plusvalías de sociedades filiales y se fijará una tributación mínima del 15% a las socimis (sociedades de inversión inmobiliaria), hasta ahora exentas del pago del impuesto de sociedades.

Sánchez dijo que el gobierno duplicaría el presupuesto en infraestructuras, apostaría con fuerza por la educación y subiría el sueldo de los funcionarios y las pensiones un 0,9%, en línea con la inflación prevista para 2021, y un alza de 1,8% las pensiones no contributivas.

Si el gobierno —en minoría parlamentaria— consigue recabar los respaldos necesarios, el primer presupuesto de verdad desde 2018 podría entrar en vigor a finales de enero de no producirse retrasos.