2 de May del 2018

¿Se emulará en Rusia gol Olímpico Mundial'62?

El Mundial que organizó Chile en 1962 fue la primera vez para la selección de Colombia, que dirigida por el argentino Adolfo Pedernera consiguió su lugar en la cita mayor del fútbol mundial de  la FIFA, en una situación particular después de obtener su plaza en partidos de ida y vuelta frente a Perú tras ser obligados a esa definición por el retiro de Bolivia.  

Colombia se impuso 1-0 en la serie en Bogotá y en Lima cerró su paso con un empate por 1-1.

Colombia inició el Mundial  en el grupo A, en el que debía medirse ante Yugoslavia, la Unión Soviética y Uruguay, esta última con la que debutó el miércoles 30 de mayo de 1962 -hace 55 años- con una derrota por 2-1.

Cuatro días después el equipo de Pedernera quedaría en la historia, o mejor dicho Marcos Coll marcaría su nombre a fuego al  anotar un gol olímpico (desde el punto del tiro de esquina) nada menos que a Lev Yashin, “La Araña Negra”, que era el símbolo del equipo de la Unión Soviética.

El  estadio Carlos Dittborn de la ciudad de Arica fue testigo privilegiado de la hazaña de Coll, cuyo tanto nunca pudo repetirse en un Mundial.

Colombia poco pudo hacer ante la máquina Soviética y en la primera parte ya iba perdiendo por tres goles. Pero en la segunda mitad, el panorama cambió para los cafeteros, que lograron empatar el encuentro gracias al tanto Olímpico que marcó la historia de los mundiales.

“Marcos Coll se perfila, hace el envío con pierna derecha, la bola va al arco... y se metió la pelota. Gol de Colombia. Gol olímpico de Colombia”, se escuchó en la voz del locutor Gabriel Muñoz López, quien le contaba a su país el hito que aquel mediocampista de Barranquilla marcaba en la historia del fútbol.

Años después, Coll, quien falleció en el 2017 y fue el único jugador en la historia del fútbol en marcar un tanto olímpico en un Mundial, narró su hazaña.

 “El balón hizo un efecto tipo carambola de billar, picó en el borde de la raya y se le metió a ese monstruo llamado Lev Yashin “, recordó Coll dijo en diálogo con EL COLOMBIANO en 2012.

La rareza de ese tanto despertó el asombro a las más de 8.000 personas presentes en el estadio ese 3 de junio que, “sin dejar de aplaudir se miraban entre sí como preguntándose si entró o no el balón en el cobro, Marino Klinger, fue el primero en felicitarme y luego se vinieron todos mis compañeros a darme un abrazo que todavía me hace estremecer”, relató el exfutbolista.

Después de la hazaña la selección de Colombia no pudo con Yugoslavia al caer 5-0 y quedar fuera del Mundial que a la postre se adjudicó Brasil.

La definición de gol Olímpico dice que se entiende como tal al tanto que un jugador realiza ejecutando la pelota desde un tiro de esquina y metiéndola directamente en el arco rival. La primera vez que se convirtió un gol olímpico a nivel  selecciones fue en un partido amistoso entre Argentina y Uruguay en 1924. La hazaña fue conseguida por el argentino Cesáreo Onzari, quien convirtió el tanto y fue llamado olímpico porque Uruguay llegó al encuentro tras haberse consagrado campeón olímpico.