4 de December del 2017

Venezuela confía en el "Petro" para lograr estabilidad

Venezuela incursionará en el complejo mercado de las monedas virtuales con el "Petro" -respaldado por su aún vasta riqueza petrolera- ante los graves problemas de liquidez, la crisis económica y el hundimiento del bolívar.
 
"Quiero anunciar que Venezuela va a implementar un nuevo sistema de criptomoneda a partir de las reservas petroleras. Venezuela va a crear una criptomoneda, el Petro, para avanzar en materia de soberanía monetaria, para hacer sus transacciones financieras, para vencer el bloqueo financiero", dijo Maduro en su programa semanal de televisión de los domingos.
 
El mandatario aludía a las sanciones que impuso Estados Unidos en agosto pasado, que prohíben a ciudadanos y entidades de ese país negociar nueva deuda de Venezuela y su petrolera PDVSA.
 
Estas medidas prácticamente cierran el acceso del país a los mercados financieros para paliar su déficit fiscal, que consultoras privadas estiman en unos US$ 12.000 millones para el año próximo. 
 
Además, complican las operaciones de comercio exterior y los planes de Maduro de renegociar la deuda externa, de unos US$ 150.000 millones.
 
Rojos oficiales
 
 
Esto, en momentos en que el país y PDVSA fueron declarados en default parcial por un grupo de acreedores y agencias calificadoras de riesgo ante pagos atrasados de capital e intereses de bonos  no pagados.
 
Además del petróelo crudo -del cual Venezuela tiene las mayores reservas del mundo- la nueva moneda estará vinculada a la riqueza gasífera y a las existencias de oro y diamante, indicó Maduro: "Esto nos va a permitir avanzar hacia nuevas formas de financiamiento internacional para el desarrollo económico y social", sostuvo.
 
El gobernante también anunció la creación del "observatorio del blockchain", aludiendo a una plataforma de software para para comprar y vender monedas virtuales.
 
Posibiliades limitadas
 
La economía venezolana está sumida en el caos a raíz de la caída de los precios y de la producción de petróleo, del cual depende y el que aporta 96% de las divisas del país.
 
En el marco de un severo control de cambios vigente desde 2003, mediante el cual el gobierno monopoliza las divisas, el bolívar venezolano se ha devaluado 95,5% frente al "dólar negro" en el último año.
 
En un país dependiente de las importaciones y con falta de divisas, el "dólar negro" es utilizado por el sector privado para adquirir productos e insumos -y tanbién ahorros-  lo que sumado a las emisiones sin respaldo desembocó en una espiral hiperinflacionaria. Según el Fondo Monetario Internacional (FMI), la inflación superará 2.300% el año próximo.
 
Maduro sostiene que el hundimiento del bolívar y la inflación son parte de una "guerra económica" lidderada por la oposición y apoyada por Estados Unidos que tiene un solo objetivo, derrocarlo.
 
Aunque el presidente no dio mayores detalles de su criptomoneda, los analistas ven limitadas sus posibilidades de éxito por la poca confianza que inspira la economía venezolana y las políticas poco claras.